Bienvenidos al blog de celiacos en Palencia.

Este blog se inauguro en octubre de 2009.

NOTICIAS

El Hospital Nisa Pardo de Aravaca abre la primera Unidad de Enfermedad Celíaca de España

La Profesora Isabel Polanco coordina en el Hospital NISA Pardo de Aravaca la primera Unidad Multidisciplinar de la Enfermedad Celíaca de España. Se trata de un equipo multidisciplinar que dirigen también la Doctora Maria Jesús Pascual y la Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital NISA Pardo de Aravaca, Ángeles Alonso. La Unidad cuenta además con digestivos, patólogos, anestesistas, nutricionistas, psicólogos, personal de enfermería y laboratorio para poder diagnosticar de forma precoz y hacer un seguimiento de por vida a los enfermos.

“La Enfermedad Celíaca –resume la Dra. Pascual- es la intolerancia permanente al gluten que provoca una lesión intestinal severa en individuos con riesgo a padecerla”.

Endoscopia en la enfermedad celíaca. Video



Actualmente un 90% de los celíacos no sabe que los son, y se calcula que en España hay unos 800.000.

El proceso del diagnóstico empieza por elaborar una historia clínica del paciente y una exploración física detalladas. El paso siguiente será la determinación de una serie de marcadores en sangre que, de ser positivos, permitirán afianzar la sospecha y derivar al paciente al gastroenterólogo. Este especialista realizará una biopsia intestinal que es el único modo de confirmar el diagnóstico.

Para ser celíaco, asegura la Dra. Isabel Polanco, “tiene que darse siempre una predisposición genética: es celíaco el que puede y no el que quiere. Tener un familiar celíaco aumenta entre 20 y 30 veces el riesgo de padecer la enfermedad”.

Sin embargo, una vez diagnosticada la enfermedad e instaurado su tratamiento sin gluten de por vida, los celíacos son personas sanas que comen diferente. La retirada del gluten de la dieta consigue, no sólo la normalización del estado de salud, sino también la recuperación de la calidad de vida de los pacientes.

Diagnóstico Precoz

La importancia del diagnóstico precoz, según la Dra. Polanco, “es fundamental para prevenir complicaciones, tales como osteoporosis, insuficiencia pancreática, infertilidad, anemia ferropénica y algunos tipos de cáncer”.

La enfermedad celíaca constituye un problema de salud pública y la padecen tanto niños como adultos. A lo largo de toda su vida una de cada 100 personas la padecerá.

Sin embargo “si se diagnostica entre los cuatro y los seis meses de vida, administrado pequeñas cantidades de gluten junto con lactancia materna, puede evitarse la expresión de la enfermedad en individuos predispuestos”, asegura Isabel Polanco.

Los síntomas de la enfermedad celíaca varían según la edad:

- En el niño pequeño los más frecuentes son diarrea crónica, distensión abdominal, vómitos, falta de apetito, irritabilidad y laxitud, estancamiento ponderal y retraso en el crecimiento.

- En el niño mayor y el adolescente puede no haber síntomas digestivos y tener anemia ferropénica, estreñimiento, talla baja y retraso de la menstruación.

- En el adulto la enfermedad se puede manifestar con anemias, disepsia, estreñimiento, intestino irritable, dolores óseos y articulares, parestesias, infertilidad, abortos recurrentes, malnutrición… etc.

El amplio rango de manifestaciones clínicas que presentan los celíacos y sus dificultades diagnósticas, ya que se confunde fácilmente con otras patologías, hace que los pacientes consulten con una gran variedad de especialistas: gastroenterólogos, endocrinólogos, reumatólogos, hematólogos, cardiólogos, otorrinolaringólogos, neurólogos, ginecólogos, dermatólogos, psiquiatras y dentistas, además de pediatras. Por ello, se tarda a veces años en diagnosticarlos. En la Unidad de Hospitales Nisa el diagnóstico definitivo se tiene en menos de una semana.

Tal y como explica la Dra. Alonso, “ los objetivos de la Unidad van dirigidos hacia el despistaje del paciente con sospecha diagnóstica para tener un resultado en tiempo récord y poder iniciar el asesoramiento y las primeras orientaciones terapéuticas y seguimiento multidisciplinar individualizado lo más rápidamente posible. Así podemos diagnosticar de forma precoz también las complicaciones asociadas”.

Entre el 14 y el 30% de los pacientes celíacos presentan al menos una enfermedad autoinmune asociada que mejorará en caso de diagnosticarse de forma precoz de enfermedad. Hasta 20 de cada 100 pacientes se diagnostican por encima de los 60 años. Un verdadero problema teniendo en cuenta que si se diagnostica al paciente por encima de los 20 años, las enfermedades autoinmunes son hasta 7 veces más frecuentes.
Diabetes, enfermedad tiriodea , manifestaciones hepatobiliares, neuropatías, artritis reumatoide o lupus son algunas de la enfermedades asociadas a los celíacos.

La dieta sin gluten debe basarse, fundamentalmente, en alimentos naturales y frescos que no contengan gluten: carnes, pescados, huevos, leche y derivados, frutas, verduras y hortalizas, legumbres y cereales como el maíz, el arroz, el mijo y el sorgo. Se debe evitar rigurosamente cualquier alimento que contenga harina de trigo, cebada o centeno. El consumo de productos manufacturados conlleva riesgos igual que los productos a granel ya que no están etiquetados y no se puede comprobar el listado de ingredientes.

Noticia. Adelantos en genetica

1 Marzo 2010 — Alicia Paz
Un equipo de investigadores españoles del Hospital Clínico San Carlos y La Paz de Madrid han participado en un trabajo internacional que ha identificado 13 nuevas variantes genéticas asociadas a un mayor riesgo de enfermedad celiaca. El estudio, que se publica en «Nature Genetics», duplica el número de variantes genéticas conocidas asociadas con este trastorno.

La enfermedad celiaca es un trastorno autoinmune en el que la cubierta del intestino delgado se ve dañada por el gluten que añaden cereales como el trigo, la cebada y el centeno. El mejor tratamiento para estos enfermos es seguir una dieta libre de gluten. El problema es que no siempre se dispone de un diagnóstico claro. «El conocimiento más exhaustivo de las bases genéticas de esta patología contribuirá, entre otras cosas, a facilitar el diagnóstico», explicó Emilio Gómez de la Concha, uno de los autores de la investigación a Ep.

Los científicos, liderados por David van Heel de la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido) y Cisca Wijmenga de la Universidad de Groningen (Países Bajos), escanearon los genomas de 9. 451 pacientes con enfermedad cardiaca y más de 16.000 sujetos sanos. La mayoría de las regiones genéticas asociadas contienen genes con funciones conocidas en el sistema inmune.
Diabetes y artritis

Los investigadores han analizado cientos de miles de marcadores genéticos y han confirmado el papel en la enfermedad celíaca de 14 regiones génicas previamente descritas y ha añadido 13 nuevas regiones a este conjunto, además de apuntar la posible implicación de otras 13. De las 27 variantes genéticas conocidas en la enfermedad celiaca, 18 de ellas están también vinculadas con otras enfermedades asociadas al sistema inmune que incluyen la diabetes tipo 1 y la artritis reumatoide.

El trabajo pone de manifiesto el elevado número de factores genéticos implicados en la enfermedad celiaca y apunta a una alteración de la respuesta inmunitaria.

Fuente: abc.es